Un dato empírico e informal del acceso a internet en Honduras (pero más creíble que datos científicos formales ya hechos)

Por: Horus Estéfano Díaz, Colectivo Honduras, Tegucigalpa

Año 2007

En el colegio…

-Muy bien muchachos, el trabajo que tendrán que hacer es entrar a Internet y bajar toda esa información e imprimirla para mañana. Fórmense en grupos de 3 personas…

Carlos empezó como de costumbre a maldecir al profesor por el trabajo que nos asignó, más que todo por la obligación de usar Internet: “Este don cree que nosotros somos parientes de Bill Gates”.

Todos empezamos a renegar, muchos incluso odiaban al profesor, ya que acceder a Internet era muy difícil y costoso, se tenía que ir a  los llamados “cybercafés” que te cobraban un ojo de la cara por su servicio, que no era del todo bueno; por su conexión bastante lenta,  por sus computadoras, por las “amables” personas que se creían dioses a la hora de prestar el “vital” servicio…

-Loco, vos vas a tener que ir, mirá que yo no puedo, nada de “pisto” (dinero)…

-No man, fijate que estamos en las mismas…Digámosle a Wilberto.

Wilberto era uno de los pocos (5) de todos los 40 estudiantes que tenía una conexión desde su hogar. El nos contaba con lujo de detalles acerca de cómo era el mundo virtual al cual nos era difícil acceder a la mayoría, nos hablaba de un tal “Haifai” y de sus amigos en Noruega, Egipto, Japón..etc (que claro, no conocía), también nos contaba los trucos para darle la vuelta (terminar) a los juegos de Mario Bros.

-¿Will, no querés trabajar con nosotros? Dijo Argüelles.

-iBeh! iNo ves maje que ya está trabajando con nosotros!… -Dijo enfurecido Mario.

Todos se peleaban e insultaban para poder trabajar con los chicos que tenían el “privilegio” de tener su Internet en casa.

El costo del Internet en ese momento era de aproximadamente 20Lps (1 USD)/Hora, que equivalía a lo que en ese momento me daba mi mamá por día para mi merienda escolar. Tenía que decidir: ¿Internet o comer?

Yo vivo y he vivido siempre en la capital hondureña de Tegucigalpa. ¿Se pueden imaginar entonces cómo era acceder y más que todo pagar Internet en un pueblo o un lugar mucho más remoto?

Hablar de Internet era incluso como hablar de un lujo por aquel tiempo y más que todo de algo desconocido, algo sobrenatural…había desbancado a los fantasmas. No eran muchos los usuarios que tenían conexión en sus casas; me atrevería a decir que eran un 3% en las grandes ciudades, en los pueblos era mucho más bajo, claro.

En varios lugares se podían ver los llamados “cyber” ,ahora escasos en las ciudades y más abundantes en pueblos y lugares menos accesibles. Jóvenes por lo general eran quienes ahorraban una semana incluso para poder conectarse e ir a “chatear”, escuchar música, los chismes de la ridícula farándula y por último hacer sus trabajos escolares…Esto era un lujo que no muchos nos podíamos dar, era la nueva droga, lo es todavía…

Año 2011, 30 de Marzo

En la universidad…

-Muchachos, debido a las manifestaciones que se llevan a cabo, les propongo algo para que salgamos de una vez por todas con respecto al examen que debió haber sido la semana pasada…Miren ve… Levanten la mano si están de acuerdo…

Nos encontrábamos en el aula unos 70 alumnos/as.

-Creo que es mejor si subo el examen y lo hacen por Internet. ¿Alguien se opone? ¿Alguien no tiene una cuenta de E-mail?- Continuó el profesor.

Pasaron 5 segundos y nadie levantó la mano.

-Bueno, entonces lo subo y….

Cuando miro años atrás, miro cuál ha sido el gran “avance” respecto al crecimiento de acceso a Internet, antes no era del todo imposible acceder, pero creánme que era una odisea, la principal traba era su precio demasiado alto; en algunos lugares remotos sigue siendo aún una odisea pero ya es una realidad…

Ahora una cantidad bastante significativa de personas (30% diría yo) tiene acceso a Internet desde su casa en Tegucigalpa y ciudades grandes-medias. En lugares remotos crecen los usuarios de manera desmedida también, lo que antes hace 4 años era un lujo, es ahora una realidad y “necesidad” en cierta manera….Una necesidad creada.

Esto se debió principalmente a la campaña capitalista de dos de las más grandes empresas de telecomunicaciones celulares (transnacionales), y a la competencia de otras que rompieron el monopolio de mercadeo de Internet. Ahora es mucho más barato acceder a él, nada que ver con el precio anterior, incluso en los queridos “cybercafés”.

“Le damos el Módem USB “XXX” GRATIS y por si fuera poco 3 meses de servicio de internet, usted sólo necesita una una computadora, LAPTOP o de escritorio…A navegar se ha dicho.”

En enero de este año visité un pueblo en el occidente (la parte menos “avanzada” de Honduras), creí que no tendría ningún acceso a Internet, pensé: “Por fin, me desconecto de todo para conectarme con tan bella naturaleza”. Pero no fue así, muchas personas tenían sus módems y había cybercafés en casi cada esquina; recuerdo haber visitado el mismo lugar 3 años atrás, no había rastro alguno de Internet…Nadie sabía que era eso. Ahora una chica bastante humilde me preguntó “¿Cuál es tu Facebook?”.

Ahora gran cantidad de personas acceden a él en Honduras y Latinoamérica, es algo “utópico” si alguien se hubiera planteado como iba a ser esto unos cuantos años atrás.Todos lo usan y empiezan a usarlo, jóvenes, adultos, viejos, ricos, pobres, clase media, cada vez más y más usuarios “estamos conectados a esta onda”. Internet se ha convertido en algo tan concurrido que es en la actualidad el principal medio de comunicación.

iDifundamos entonces cosas que sean constructivas para crear una mejor sociedad, pero sobre todo educar!

La ignorancia es el principal medio que utilizan los de arriba para mantenernos al margen pero nosotros ahora tenemos una muy buena arma, aprovechémosla, ahora sólo falta combatir, combatir…Seguro triunfaremos.

Es una arma masiva, más incluso que cualquier arsenal militar…

iConvirtamos esto en una revolución de-mente!…

PSDT (Seguramente Wilberto no es más aclamado en estos días por sus compañeros)


3 pensamientos en “Un dato empírico e informal del acceso a internet en Honduras (pero más creíble que datos científicos formales ya hechos)

  1. Pingback: La Ola Verde: nuestro primer simulacro de revolución digital « Blog NuSo

  2. Pingback: La Ola Verde: nuestro primer simulacro de revolución digital «

  3. Pingback: La Ola Verde: nuestro primer simulacro de revolución digital | Jimena Zuluaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s