Transexualidad vs. Intersexualidad

Advertencia: el siguiente artículo no pretende ser una herramienta académica sino más bien un espacio que permita el diálogo, donde se analicen las nuevas dinámicas en las relaciones sociales, sexuales y políticas de las personas, partiendo de la visión de su autor. Existe libertad de odiarlo, destrozarlo o aportarle.

Por: Fernando Reyes, Tegucigalpa (Honduras)

Me llamó mucho la atención el último artículo que leí en un periódico local, cuyo titular era: “Honduras no está preparada para el cambio de sexo”.

Me puso a pensar en todos y cada uno de los crímenes de odio cometido hacia la comunidad transexual en los últimos meses, que solamente en enero de 2011 fueron siete. De hecho la semana pasada fue apuñalada por segunda vez una conocida, Xiomara, una transexual que se dedica al trabajo sexual en Tegucigalpa.

Partiré diciendo: Es importante entender la diferencia entre transexualidad y hermafroditismo. Lo digo por el contenido del artículo.

En términos políticos según referencias académicas para hablar de hermafroditismo se utiliza correctamente el término intersexualidad.

El artículo hace una referencia a través del mundo de la transexualidad, sus dificultades, la discriminación, el estigma, pero lo hace con referencia a la ambigüedad sexual. O sea ¿los transexuales podrían tener dos sexos?

Tengamos claro que los transexuales NO necesariamente son intersexuales, o como se utilizaba en el pasado, hermafroditas.

¿Por qué?

Transexuales son:

Aquellas personas en que su sexo psicológico no es correspondiente con su sexo biológico, entendiendo que un hombre que posee un pene, se siente, vive y desea ser una mujer,  y desea en algún momento o no, realizarse una cirugía de reasignación de sexo.

Me refiero a que podría ser posible que no, al hecho de que sentirse hombre o mujer sea un asunto que va más allá de un pene o una vagina.

Muchas veces ocurre el caso de muchas personas transexuales que viven su vida con su sexo biológico natural, ya sea un pene o una vagina, y esto(as) se visten, se peinan, hablan, viven su sexualidad y su vida como mujeres u hombres, y para eso el pene o la vagina no les impide nada (1).

Referencia que utilizo cuando al final del documental hondureño En mis tacones del programa Agentes de Cambio de la Fes Honduras de 2010, se ve una escena del entrevistador preguntando:

¿Cómo te sentís cuando te vistes de mujer? Y la persona transexual y activista responde: mujer.

Intersexual es:

Condición de una persona que presenta de forma simultánea características sexuales masculinas y femeninas, en grados variables.

Generalmente se confunden los términos transexualidad con intersexualidad por el hecho de que muchas personas que son transexuales se sometieron a un procedimiento de corrección de su intersexualidad. Pero se entiende que son conceptos muy diferentes.

Por ejemplo: en la película argentina XXY se discute la temática de la intersexualidad; es la historia de una joven que poseía ambos genitales, femeninos y masculinos. No se observa en el desenlace si ella decide o no, un sexo sobre otro, pero deja abierta la opción.

Si esta persona deseara establecer características de un sexo en particular, sería una persona transexual porque decidió escoger su sexo biológico en correlación con su sexo psicológico. O sea tener un sexo que se encuentre en relación y armonía con lo que piensa, siente y desea.

Ahora nos encontramos con la necesidad de responder: ¿cuándo una persona pasa de ser transexual, a ser considerada y definida como un hombre o una mujer simplemente?

Ser mujer, ser hombre, como ser transexual, son categorías políticas.

Ser transexual, como ser gay, ser lesbiana en mi opinión y en la de muchos colectivos internacionales de temática LGTTTBI son categorías políticas y la intersexualidad es una condición netamente biológica y anatómica. Nadie es anatómicamente gay o lesbiana.

Se puede entender así ejemplificando:

Un hombre que se define socialmente como gay no quiere ser reconocido eternamente por ser el gay, sino por ser un hombre que disfruta tener relaciones afectivas y/o sexuales con otro hombre y que eso no sea asunto de discusión, estigma o discriminación.

El término gay se introduce históricamente como una categoría política, que se utiliza para acuerpar el reconocimiento de ese hombre o esa mujer cuando se le impide que pueda disfrutar con libertad su sexualidad, en donde se le discrimina y estigmatiza por su preferencia u orientación sexual.

En el caso de una persona que es hombre y decide ser mujer, esta persona sólo posee un sexo: genitales de hombre. Al decidir realizarse la reasignación de sexo a mujer, ocurre solamente un cambio, e hombre a mujer, su sexo psicológico de mujer (o sea la forma en la que esta persona se autodefine en el interior) pide correlación con su sexo biológico.

En cambio en la intersexualidad debe existir una decisión tomada por la presencia de dos sexos biológicos presentes. Esta persona nace biológicamente con dos sexos, y se debe escoger uno u otro si así lo desea.

Obviamente que por razones de estigma es importante visibilizar el tabú que existe hacia la comunidad intersexual, pero se debe entender que ser intersexual no es igual que ser transexual, al igual que ser gay no es igual que ser lesbiana. Para eso existen las categorías en las que las personas desean vivir, disfrutar y ejercer su sexualidad.

Ahora bien, el artículo del periódico menciona que Honduras no está preparada. En contexto, se han cometido más crímenes de odio en los últimos dos años que lo que se cometieron en  cinco años antes del golpe de Estado. Para enero de 2011 se reportaban 31 asesinatos definidos por la comunidad, de los cuales la mayoría eran transexuales activistas LGTTTBI en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Definitivamente el asunto no es si Honduras está lista para que las personas decidan cambiar su sexo, estoy más que seguro que la prioridad es el respeto a la vida, a su dignidad y su reconocimiento social, político y cultural.

Un compañero de Argentina me preguntó: ¿Por qué la comunidad lgtttbi hondureña no lucha para contraer matrimonio? Le contesté: Porque luchan para que no les asesinen por ser miembros de la comunidad.

No se trata de que Honduras, en su coyuntura política y social, no esté preparada para que las personas decidan hacerse cambios de sexo, es sólo que según la perspectiva de este artículo es obvio que la mayoría de las personas le teme a lo desconocido. Entendido por la mayoría heterosexual, y no porque quieran ser particularmente homofóbicos o transfóbicos, sino porque han sido históricamente programados para desconocer esto, parte al final del patriarcado culturalmente arraigado que nos consume.

Es cultural, está cambiando, pero esta ahí. Es difícil pedirle a alguien que nunca entendió la homosexualidad, que ahora entienda todas las siglas LGTTTBI.

No es que los hondureños y hondureñas seamos violentos; tiene que ver con la manera y la dinámica en la que las personas se relacionan, se caracteriza por las prácticas contra lo que tememos, o lo que desconocemos.

Interpretar que Honduras no podría estar preparada es evidenciar la falta de interés por parte del gobierno, el Estado y las instituciones correspondientes en la universalidad de la información, en la importancia de crear un entorno con inclusión de género, en donde lo diferente existe, en donde no existe la normalidad,  y donde somos capaces de poder respetar los derechos del otro y la otra (2).

Donde vuelvo al punto de que ser transexual, gay, o lesbiana no es solamente eso. Hablamos de personas, que sienten, viven, y ejercen su sexualidad fuera de lo que culturalmente se designó para todos nosotros y nosotras, no se puede tener control sobre la sexualidad de las personas, no se puede imponer a las personas a quién amar, ni de quién gustar.

Una persona que es transexual, estoy seguro que políticamente no le molesta ser reconocida(o) como tal, pero ¿cuándo llegara el momento que vemos solamente a un hombre o una mujer?.

(1) Guía para facilitadores(as) del video documental En mis tacones 2010 Fernando Reyes, Honduras.

(2) Ser miembro de la comunidad LGTTTBI y no ser revolucionario/a es una contradicción hasta biológica, resistediverso.blogspot.com

Un pensamiento en “Transexualidad vs. Intersexualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s