Crowdsourcing -o producción colectiva de información- a la colombiana

Por: Jimena Zuluaga, Bogotá (Colombia)

Una de las tendencias más interesantes del periodismo en internet es conocida mundialmente como crowdsourcing, es decir, producción colectiva de información noticiosa. La colaboración –bajo el espíritu de red- de las audiencias en la producción de información con valor público se ha impuesto en todo el mundo como una de las tendencias narrativas del mundo digital. Es, además, muy relevante por su carácter democrático.

La semana pasada, Damián Profeta dedicó su entrada al proyecto ArgentinosVotan.com, que será la primera experiencia argentina de control y monitoreo ciudadano de un proceso electoral. Como menciona Damián, en Colombia y otros países de la región ha habido recientemente iniciativas similares.

Desde 2008, tras la exitosa experiencia en Kenia, Ushahidi se ha convertido en una tendencia mundial de agregación de información. Cualquier usuario de dispositivos digitales móviles puede aportar información que agregada de manera gráfica en un mapa. Además, el costo de implementación para medios, organizaciones y ciudadanos es muy bajo.

En las pasadas elecciones presidenciales en Colombia, la página VoteBien.com, la Misión de Observación Electoral (MOE) y el medio de información política LaSillaVacía.com desarrollaron el sitio Eleccionestransparentes.com con el objetivo hacer una veeduría ciudadana a las jornadas electorales. A través de mensajes de texto, correos electrónicos o tweets los usuarios podían reportar presuntas irregularidades en sus sitios de votación. De acuerdo con información de su página, la veracidad de los mensajes era previamente validada por voluntarios debidamente entrenados. Después eran agregados y presentados en un mapa de Ushahidi que se actualizaba en tiempo real con las diferentes clases de irregularidades y las denuncias por en cada zona del país.

Otro ejemplo interesante está también relacionado con las pasadas elecciones presidenciales. Durante las semanas posteriores a la primera vuelta electoral, el 30 de mayo de 2010, se expandió cada vez con mas fuerza en las redes sociales el rumor de que había habido fraude en las elecciones. Algunos activistas de la Ola Verde, que respaldaban al candidato Antanas Mockus, crearon un grupo en Facebook para discutir el caso y compartir formularios E-14 (que son las actas de los jurados de las mesas de votación). Sin embargo el proceso no tenía orden. Entonces, el medio político LaSillaVacía.com convocó a través de su página y de las redes sociales usuarios voluntarios para hacer una revisión sistemática de los formularios. Con la ayuda de más de 60 de ellos se hizo un cotejo las actas de más de 1.000 mesas de todo el país eligiendo de manera prioritaria los de algunos municipios en donde había habido denuncias de fraude por parte de usuarios como Soacha, Soledad (Atlántico) y Carmen de Bolívar (Bolívar).

El resultado fue una historia periodística fundamentada en abundante información, que concluía que si bien había inconsistencias en los formularios, no eran significativas ni de la magnitud que se estaba especulando en las redes sociales.

En estos dos ejemplos el valor de esta información está en el activismo de las audiencias conectadas que en su rol de ciudadanos activos permiten la simultaneidad de la generación de información. Para un medio de comunicación sería imposible tener tal volumen de reportería con formas tradicionales de agregación de información. En el caso del rumor de fraude, por ejemplo, un solo periodista  -o con suerte un grupo de tres o cuatro- no hubiera logrado revisar tal volumen de documentos para producir una historia con tanta información verificada.

De esto se trata el crowdsourcing y por eso es un claro reflejo del espíritu de la red.

5 pensamientos en “Crowdsourcing -o producción colectiva de información- a la colombiana

  1. Pingback: Crowdsourcing -o producción colectiva de información- a la colombiana «

  2. Pingback: Un viaje, un gadget parte 2. O cómo reurbanizar una sociedad « Blog NuSo

  3. Pingback: El gurú que no lo era « Blog NuSo

  4. Pingback: El gurú que no lo era | Jimena Zuluaga

  5. Pingback: Crowdsourcing -o producción colectiva de información- a la colombiana | Jimena Zuluaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s