Juventud y algo más…

Por: Horus Estéfano, Tegucigalpa (Colectivo-Honduras)

Indiscutiblemente la internet en nuestros días es el medio de mayor peso a la hora de búsqueda de información y/o publicación. Tanta difusión no tiene competencia alguna, está mandando al vertedero a los diarios y a la televisión, las cuales hoy en día no son medios muy objetivos a la hora de decir la verdad debido a que no son amplios como internet. Bueno, eso es lo que pasa en Honduras, ya que desgraciadamente muchos medios de difusión impresa y televisiva pertenecen a grupos oligárquicos que desean mantener a las personas mal informadas para su propio lucro. Sí compañeros/as, eso es lo que pasa en Honduras, y seguramente en casi todo el mundo, en toda Latinoamérica y probablemente en tu país…

El crecimiento de usuarios en Honduras ha estallado, somos muchos y particularmente jóvenes…Una de las causas es seguramente el deseo de informarse ya que muchos medios mienten, e internet, al ser un medio de libre expresión y no ser costoso para publicación de noticias, hace que la verdad salga sin que se intimide o asesine a nadie tal como pasa aquí por decir la verdad. Crudo pero real.

Desgraciadamente a nosotros los jóvenes nos mantienen al margen las instituciones  políticas; de un lado dicen los adultos que nosotros somos el futuro de la nación y por otro lado no se nos incluye,  solamente lo  somos cuando actuamos como adultos con sus sentires y pensares  y desgraciadamente terminamos convirtiéndonos en ellos (no es que esté mal pero los joven tiene demasiadas ideas y somos acción). Aquí ellos tienen temor a nuestras ideas y propuestas innovadoras, tienen simplemente miedo al cambio.

Hay una sucia imagen de la juventud, particularmente en Honduras: nos llaman agitadores, testarudos e inmaduros, y poco sabedores de nuestro entorno, pero bien se sabe que nuestra población es una de las más jóvenes a nivel mundial. De los 8 millones de hondureños somos hay 7 jóvenes por cada 10 habitantes; ni un millón de hondureños pertenecen a la tercera edad (60+). Ahora pregunto: ¿Por qué se nos excluye? ¿Somos acaso 7 de cada 10 hondureños testarudos?  También las mayorías son minorías, cuando se les subordina.

La juventud catracha (tal es nuestro apodo) ha despertado considerablemente debido al golpe de Estado militar de 2009. Eso, se puede ver en el trabajo, las manifestaciones; simplemente hay sangre nueva que desea tomar espacios para ya no sentirse más excluídos de la vida política.

Queremos romper todas las ideas arcaicas, intolerantes, conservadoras y perjudiciales que existen en nuestra sociedad. Queremos cambio, porque todos los jóvenes somos agentes para ello.

El golpe militar abrió y sigue abriendo la conciencia social de los jóvenes debido a la crisis económica, de salud, y de seguridad que vivimos. Ni con montañas de libros, ni aún con una masiva campaña educativa,  nos huabrían abierto la conciencia como lo hizo el golpe de Estado de 2009.

Nosotros los jóvenes incluso realizamos  aportaciones mucho más democráticas e igualitarias que la de los adultos en muchas ocasiones, es algo erróneo pensar que la madurez tiene que ver con la edad. No, tiene que ver con conciencia.

Entonces, ¿por qué se nos excluye?…

Internet es una de nuestras principales cartas de juego y a la vez una amenaza para nosotros los jóvenes. Por una parte encontramos información útil  pero siempre hay del tipo persuasivo y de tendencia a esconder las atrocidades; también hay campañas de políticos sucios, y “entretenimiento” que nos hace absorber horas de su tiempo y que en vez de avanzar, retrocedamos.

Por suerte la mayoría de los artículos, escritos, ensayos, explicaciones sobre política y/o realidad de Honduras publicados en internet tiende a acercarse mucho más a la verdad, pero recordemos que en Honduras no todo las personas tienen acceso a ello, y son los periódicos y las noticias que llevan a cabo una campaña de encubrimiento y persuasión (aquí, un político hondureño es sinónimo de terrateniente y capitalista). Ahí radica el problema, ellos dominan la educación y todo nuestro ambiente, en sus manos tienen el futuro de una nación y de 8 millones de habitantes. Sin educación no hay libertad, y sin educación se hace válido cualquier falso discurso porque no se pensará acerca de ello, no sabremos de qué se habla. Eso es ignorancia y es el peor enemigo de una nación…(peor que la bomba Little Boy).

Todo empezará a caer. La verdad empieza a tocar territorio de mentiras y la combate con machete desenvainado, eso empieza a nacer con internet, que puede ser nuestra inmunidad contra la corrupción por su libre expresión y enriquecimiento de los puntos de vista del enemigo, a los cuales hay que conocer para vencerlos. Pero internet también puede ser una arma de doble filo, así que cuidado, es un distractor maestro que vende muchas ideas, sólo hay que saber diferenciar entre las buenas y malas. Otro arma somos nosotros los jóvenes, el verdadero futuro de la nación. Si se nos usa como tal, empecemos a hacerlo valer por nuestra cuenta y demostremos que…

“…ser joven y no ser revolucionario es hasta una contradicción biológica.”
Salvador Allende

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s