Muy cerca pero un poco lejos…

Por: Horus Díaz, Tegucigalpa (Honduras)

Sol, playa, arena, mar… Situada en el mar Caribe se encuentra la isla de Roatán, con lugares tan paradisíacos como los que se muestran en catálogos de viaje. Apartada geográficamente de la tierra firme de Honduras pero también política y en cierto grado culturalmente. Es el primer destino de excursión para los turistas que visitan Honduras debido a sus bellas playas de arena blanca, locación de la barrera de coral más grande del mundo después de la australiana, su selva tropical, la práctica de deportes acuáticos extremos como el windsurf, buceo…Se puede ver uno de los videos turísticos de la isla.

Cuando se ha estado en el territorio de Honduras y luego se visita la isla, se empiezan a ver aspectos muy diferentes al se comparar ambos lados, que no se parecen mucho, o eso es lo que parece. La población, por ejemplo: muchos europeos y norteamericanos (canadienses y estadounidenses) que han emigrado, el idioma oficial es el inglés, tiene una pequeña ciudad minuciosamente estructurada, se cuida el medio ambiente, pero por encima de todo, el mejor índice de vida de Honduras. Acceso a la educación, buena salud y acceso a una buena alimentación.

A pesar de todos los buenos aspectos mencionados, hay un aspecto muy importante que reporta bajas en esta región, un aspecto que es muy importante a la hora de generar cambios en una nación: la conciencia social.

He concluido eso después de tener durante un par de días conversaciones con personas que viven en la isla, ya sean extranjeros o nativos. Al momento de iniciar una discusión sobre cualquier tema referente al país, como por ejemplo la situación política o el movimiento social que se siente en todo el territorio nacional o la noticia del momento, el reintegro de Honduras en la OEA, no están realmente bien informados, saben muy poco o simplemente no muestran interés alguno.

Como mencioné antes, no solo geográficamente están apartados de nosotros sino culturalmente y sobre todo políticamente.

El primer paso, o lo primordial para tener conciencia social se relaciona con la identidad cultural y la cultura propiamente dicha. El principal factor que no deja que los nativos (mestizos, negros e indios) desarrollen una propia identidad cultural, como sucede en los demás sitios del país, es la exclusión que se le ha dado a la isla por parte de otras regiones al no tomarla en cuenta en la toma de decisiones o en la representación política. La influencia extranjera también influye, ya que son una inmensa parte de la población.

Esta paradisíaca isla no es, en realidad, el principal destino para vacacionar de los hondureños. La alta demanda por parte de turistas extranjeros hace que los precios de la isla se disparen y lleguen a valer considerablemente mucho más que otros lugares turísticos del país, lo que imposibilita a muchos poder realizar sus vacaciones en la isla.

El estilo de vida de la isla, al ser uno de los más altos del país, y justamente por ser una isla, contribuye a que no se tenga mucha información o simplemente el interés necesario de saber qué es lo que realmente pasa en el país. Mi conclusión y lo que dice mi mente es que no basta simplemente saber que existe un crisis, muchas veces se tiene que sentir, sentir que algo está en la falsa dirección y que las cosas no pueden seguir así. De esa manera nace la conciencia social, con ello no digo que no haya personas en el lugar que no tengan conciencia de lo que ocurre pero si puedo asegurar que son menos en comparación con las otras regiones y que no sienten la necesidad de un cambio como la siente una persona que vive y mira la crisis.

En Roatán, por citar un ejemplo, el golpe de Estado de 2009 no fue intenso ni se asemejó a lo que se pudo sentir en Tegucigalpa, no hubo represión policial, ni bombas lacrimógenas, ni mucho menos privaciones de vida, claramente fue notoria la baja turística y las pérdidas del sector hotelero y en general de la isla, ya que es el principal ingreso.

Se tiene que incluir a esta isla para seguir la lucha; muchas regiones de nuestra Latinoamérica se mantienen al margen como pasa en la isla de Roatán. Pero hay personas que tienen sed de justicia aunque no carezcan de ella, indignadas de ver lo que pasa con sus hermanos de patria, con la necesidad de que haya un verdadero desarrollo.

El mayor problema es la exclusión que se ha hecho desde tierra adentro. En toda Latinoamérica existen muchas islas, no solo en sentido geográfico sino como lugares aislados de las realidades nacionales. Recordemos que en la unión está la fuerza… Sí, en la unión, cuando no se disponen de otros medios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s