De un par de cáscaras de nuez al horizonte


Por Juan Calderón, desde Tegucigalpa (colectivo hondureño)

“Para moverte de un lugar a otro, (¿será que debes abandonar el primero para llegar al segundo(?)”
J. A. Livraga

“Si ninguno de los caminos lleva a Roma, es porque no se quiere abandonar Villa Corralitos
Juan Calderón

Hoy miércoles 20 de julio, en vez de asistir a mi capacitación sobre “Oratoria y presentaciones de alto impacto” decidí ir al evento de la FES y del CESPAD titulado con muy buena actitud “¿Cual es el camino hacia la constituyente Propuestas y vías posibles?”. Tuve que dejar de ir a un lugar para poder ir a otro, en cierto sentido, seguí el principio elemental, un tanto irrisorio, que se menciona en este artículo como primera cita.

En el evento, por el título, pensaba encontrar ciertas respuestas, sin embargo, debido a las posiciones un tanto cerradas (o encerradas en corralitos) de panelistas y público (litigantes), solo me encontré con muchas más preguntas de las que tenía inicialmente. Esto fue sumamente enriquecedor ya que me permitió reflexionar sobre el ambiente político, con mayor amplitud. Esto era exactamente lo que necesitaba para lograr sintetizar mis ideas y aterrizarlas, entiéndase concluirlas y concretarlas.

Es increíble, observar a tu alrededor y ver como la gente se pierde (divaga) en las cosas más simples, quizá esto es una prueba de que la mente no nos ofrece todas las respuestas. Hay veces que es mejor relajarse por un momento, volver a los principios guía y darse cuenta que se ha caído en la trampa de intelectualizar todo, olvidando al hambriento, al analfabeta, al desempleado, a la madre soltera, al niño huérfano y a todos los desamparados que al principio fueron la causa de nuestra lucha.

Cuando el “revolucionario” cae en los vicios de la mente y/o romanticismo-retórico, es capaz de desvanecer por completo su causa inicial, su razón, su pueblo; para convertirse en apologeta dogmático del método, de la teoría, de la utopía, de la más elegante lucubración mental. Es increíble el número de “revolucionarios” que defienden su propia idea de pueblo, incluso a costa del mismo pueblo; o los que defienden su propia idea de justicia, llegando a ser incluso injustos.

En el evento se presentó como panelistas a:

1. Ricardo Salgado, Miembro del FARP

2. Sandra Maribel Sánchez, Espacio Refundacional del FNRP

3. Andrés Pavón, miembro fundador del FAPER

Por la procedencia de los panelistas el evento estuvo equilibrado, sin embargo, el equilibrio no fue suficiente para encontrar las respuestas. A continuación se resume parte de lo comentado en el evento y luego mis conclusiones:

La representante del espacio refundacional expresó:

“¡Tenemos la convicción de que no podemos construir nuestra nueva sociedad sobre las ruinas de un sistema decadente!”

“¡No es posible… …una dirigencia timorata que prefiere la mesa de diálogo antes que la lucha popular!”.

“¡Construir poder desde la base antes que tomar el poder!”.

“¡Le apostamos a una verdadera ruptura del sistema!”.

“¡No sabemos cuánto tiempo nos va a llevar…pero esperamos que sea el tiempo necesario para que todos y cada uno de los hondureños se sienta participe del proceso!”

Andrés Pavón dijo:

“No solo hay una vía, yo he encontrado que existen 7 vías para convocar una ANC y/o llegar al poder”.

“Un ser vivo viviendo toda su vida en un rábano, llega a pensar que el rábano es el mundo. Quizá nosotros debamos salir de nuestro rábano y darnos cuenta que hay otras posibilidades. Abrir nuestra mente y ceder para vencer”

“Nosotros llevamos casi un año diciendo que el proceso electoral es la vía para comenzar a estructurar los cambios en nuestra sociedad, muchos nos criticaron hasta el punto de llamarnos orejas. Ahora que vino Mel resulta que todos son electoreros y crean otro frente amplio paralelo. Mel Zelaya ha jugado un papel similar al del flautista de Hamelin, como que el 26 de junio tocó la trompeta y como los ratoncitos de la fábula…”

“En el FAPER proponemos el sistema de producción de economía mixta, esto es más social que el socialismo del siglo XXI o el de maoístas, leninistas o cualquier otra corriente, porque es algo viable y necesario para nuestra sociedad. Es un sistema con verdadera equidad y resultados rápidos de desarrollo social”.

Síntesis y conclusiones

La sociedad es una estructura compleja compuesta de personas como las “piezas individuales”. Como en cualquier estructura se necesitan dos elementos para que la estructura sea sólida y elegante:

1. Moldeo de las piezas: sería en nuestro caso crear la conciencia social en el individuo. La educación técnica, la formación social y moral a todas las personas. En este sentido el plan de crear poder popular desde abajo y organización de base mediante el proceso de autoconvocatoria es muy razonable. Esto es un punto a favor de los refundacionales.

2. Armonía, vínculo y ordenamiento de las piezas: es necesario que cada quién esté en su sitio según su naturaleza. Que el justo y sabio gobierne y dirija y que el torpe o corrompido sea dirigido y orientado hacia lo bueno, lo justo y lo bello. ¡Esto es, justicia!

Como bien decía Platón (interpretación): Lo peor que podría ocurrir es que los justos y filósofos sean dirigidos por los tiránicos y ciegos.

No podemos permitir que los ciegos e injustos sigan guiando la  nación hacia su rumbo, mientras la gente honesta muere en la lucha sin que sus hijos puedan ver siquiera un ápice del ideal concretizado.

Debemos obtener progresivamente las estructuras de poder para dirigir con justicia lo antes posible y así comenzar a salvar vidas que actualmente terminan tristemente por el crimen o el hambre.

Fuera de sueños heroicos, la única forma viable de llegar al poder y comenzar a ordenar las piezas es precisamente la vía electoral con sus debidas precauciones y estrategias. Esto es un punto a favor de los electoreros.

En la naturaleza los cambios drásticos  son insostenibles e improbables, el que no comprenda esto, salgase por un tiempo de la política y métase a un curso de cocina. Si le pone mucho empeño quizá llegue a comprender que hay un tiempo y una temperatura específica para que la torta quede homogénea y no se queme.

Cada quién, y cada sociedad, es como un tipo determinado de torta, que necesita de condiciones específicas para su desarrollo, debemos de respetar el proceso de cada quién y no pedirle a la gente lo que no puede dar. Aunque seamos diferentes podemos sumar nuestro granito de arena a la misma causa. Quizá podamos trabajar, por el mismo fin, en distintas formas pero, sin pelearnos. No solo porque estemos en distintas trincheras es que somos enemigos.

No debemos olvidar que “la fuerza de los débiles está precisamente en la unidad creada por las necesidades y anhelos en común”.
Juan Calderón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s