Un tranvía llamado Melbourne

MELBOURNE, por Martín Obaya

Santa Marta, Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía. Aquel lamento samario que desde Colombia llegó a toda América Latina a finales de los años ’30 podría ser cantado hoy a coro por casi todas las ciudades del mundo (muchas, incluso, podrían modificar la línea y dar noticia, incluso, de la desaparición del tren).


Entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX las principales ciudades del mundo –y también algunas ciudades medianas– tejieron densas redes de tranvías, convirtiendo este medio en el principal transporte urbano. Hacia mediados de los años ’60, Buenos Aires tenía, probablemente, la red de tranvías más extensa del mundo, con 857km de trazado. Reemplazados progresivamente por una no menos densa flota de colectivos (autobuses), los tranvías fueron eliminados por decreto en 1961.

Mi relación con el tranvía porteño es más bien indirecta, construida a partir de anécdotas y fotografías. El contacto de primera mano se limita a resbalones en moto sobre algunas vías muertas que todavía asoman por Palermo.

Antes de llegar Melbourne, no sospechaba que ésta fuera en la actualidad la ciudad con la mayor red de tranvías del mundo. La única ciudad australiana donde el tranvía ha resistido los embates de los impulsos progresistas de mitad de siglo. Ahora, redefinidos ya aquellos ideales, los melbournianos miran desde el futuro cómo otras ciudades intentan reflotar sus viejas flotas de tranvía. En Melbourne, en tranvía se llega al trabajo, a la universidad y al footy (fútbol australiano); se sale a cenar y se vuelve del bar. En tranvía se va a la playa y se conoce la ciudad.

Los argumentos a favor del tranvía son de carácter ambiental, de eficiencia, de costo y de confort. También hay quienes, desde la vereda de enfrente, argumentan que sus efectos sobre la fluidez del tráfico no siempre son beneficiosos. Tocará a los expertos sopesar unos y otros argumentos. Para mí, que estoy de paso por Melbourne, los tranvías son una excusa para pensar en Buenos Aires, la cité des tramways.

* Martín es licenciado en Economía (Universidad de Buenos Aires, Argentina) con estudios de maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Bologna (Italia). Desde 2010 se encuentra en Melbourne, Australia, donde cursa sus estudios de doctorado en Monash University.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s