Lo latino vende

PEKÍN, por Natalia Tobón Tobón
@ntobontobon

Hace poco me llegó una invitación a un festival latino en Guangzhou. La forma como se promocionaba era la siguiente: “El evento busca promover y celebrar la peculiaridad de la cultura de los países latinos. Los visitantes podrán disfrutar de diferentes presentaciones de países latinos como el capoeira, flamenco, la tuna, tango y salsa”. ¿Flamenco y la tuna? No dudo que en nuestros países hayan personas que bailen y canten a la española, pero meter en un mismo festival latino al flamenco y la salsa, como productos culturales de los latinos, es algo que hoy en día se ve forzado.

Latino, en su uso extendido, se refiere a las personas que provienen de Latinoamérica. Ya no es común decir que España, Italia o Francia son latinos simplemente porque histórica y lingüísticamente tenemos un punto en común con el latín. Ser latino implica algo más que el origen detrás de esa palabra, y el concepto hoy en día es cultural y social. Y es precisamente en este aspecto donde podemos fácilmente identificar que una cosa es América Latina y los latinos, y otra los territorios europeos que una vez fueron “latinizados”.

Pero lo que pasa es que ser latino tiene cierto encanto. Especialmente en China. “Lo latino” viene del nuevo mundo, que es fantástico y mágico, y que trae consigo la calidez y sonrisas que muchas veces faltan en otros países.

Lo latino, vende. Y eso lo saben muy bien quienes patrocinaron el evento: la Cámara de Comercio Italiana en China, la Cámara de Comercio Española en China y la Cámara de Comercio Europea. Pero parece que en China muchos lo saben (chinos y europeos), menos nosotros. La invitación no tiene logos de alguna cámara de comercio latinoamericana, ni de una embajada ni de un consulado (y eso que en Guangzhou hay unos cuantos). Son otros los que patrocinan nuestra cultura, y así, la usan en su beneficio.

Son pocos los latinoamericanos que impulsan la movida cultural latina en China. Este año por ejemplo, organizamos para el networking Facción Latina una charla de la cultura como promoción de los países. Decidimos tomar el ejemplo de la salsa, que es un baile que, junto al tango, fascina en China.

Nos encontramos con que, en Beijing, quienes lideran las clases y los centros de baile son un chino –enamorado de Cuba- y un gringo –enamorado de la salsa neoyorquina. Charlando con David Huo, el chino cubano, me contó que muchos de sus estudiantes han comenzando a bailar salsa porque es “buen ejercicio”. Después, se enamoran de la música y muchos empiezan a estudiar español y hasta terminan yendo a los países del caribeños a conocer y a hacer negocios. David es el mejor ejemplo. Montó una escuela, se viste de guayaberas y le gusta fumar puros. (Acá hay una entrevista a David)

Cuando se tiene un país como China, que estuvo cerrado durante muchos años y que luego se abrió al mundo, tratando de entender y conocer a los otros países, la cultura es una pieza fundamental. No es en vano que la Cámara de Comercio Italiana patrocine un festival latino con capoeira y no con tarantella. Ellos saben que es más fácil atraer a más personas con lo “latino” para luego mostrar sus quesos o sus vinos.

Nosotros deberíamos aprovechar más ese encanto que producimos en el mundo. En turismo está empezando a entrar la idea. Por ejemplo, hace poco se promocionó en conjunto a Chile, Argentina, Perú y Colombia. Pero no sólo en este área: la cultura se puede convertir en la mejor plataforma para nuestros productos. Detrás de la salsa, puede venir el ron o el aguardiente o detrás del tango, va el vino, el queso o la carne, y así, con todos los ejemplos culturales, podríamos tejer una idea de lo latino ante los chinos. Dejar que se venda la idea de que la sangría como un producto latino, y no el pisco sour o el mojito, a uno de los mercados más atractivos del mundo es perder una oportunidad muy grande.

* Natalia es literata y politóloga (Universidad de Los Andes, Colombia) con un diplomado en periodismo literario de la Universidad Externado. Dirige la agencia China Files y es una de las fundadoras de Facción Latina, el primer networking latinoamericano en Beijing.

Un pensamiento en “Lo latino vende

  1. Estoy completamente de acuerdo. Por un lado, no queremos que la percepción que se tiene de América Latina se reduzca a “Che Guevara”, “reggaetón” y “favelas”, como sucede acá en Nueva Zelanda.

    Pero, por el otro, sabemos que tenemos que consolidar nuestros iconos culturales y naturales como marcas que llamen la atención de chinos, indios, árabes, turcos y otros países que no han crecido mucho en contacto con nosotros. De esa curiosidad podrán pasar al turismo y a conocernos mejor como países y como región.

    Y aunque no todos somos mariachis que toman mojitos o bailarines de tango que comen arepas, deberíamos impulsar muchos de esos iconos para posicionarnos como imaginarios. Algunos, como los mariachis y el día de muertos, remiten a un solo país, pero hay muchos otros que podemos impulsar de manera conjunta, como la salsa, el tango, las diferentes clases de empanadas, el vino o el Latin jazz…

    Al fin y al cabo sí es cierto que muchos de los iconos culturales convertidos en marca país son estereotipos. La baguette, el vodka, el té, el flamenco, los toros y el Oktoberfest son algunos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s