¡Los humedales no son pantanos!

Ecosistemas  vitales en Costa Rica
por Grettel Navas

Los humedales son un tipo de ecosistema de gran valor ambiental, cuyas características los hacen ser únicos y diversos. Son el hábitat natural de diferentes especies –tanto acuáticas como aéreas–, sirven como escala de aves migratorias, protegen nuestras costas de la erosión y a nuestros pueblos de inundaciones y huracanes, fijan una gran cantidad de carbono y son espacios de investigación científica. Pese a ello, más del 70 % de nuestros humedales a nivel mundial han sido destruidos.

Uno de los mayores esfuerzos internacionales para su protección fue la firma de la Convención Ramsar en 1971, pero esto no ha sido suficiente para que los humanos nos demos cuenta de la importancia de estos ecosistemas, de lo vulnerables que son y de que los estamos haciendo desaparecer.

Con eso en mente, durante un año y medió trabajé con la Fundación Neotrópica, una organización no gubernamental que comenzó un proceso de concientización sobre la importancia de los humedales en Costa Rica.

Aquí estoy yo, sembrando una plántula de manglar en la zona sur de Costa Rica
Crédito: Roberto Carlos Sánchez, Costa Rica

Comencé dando pequeñas charlas a un grupo de voluntarios sobre los humedales, casi todos jóvenes de entre 18 y 24 años. Mi sorpresa fue que muy pocos conocían estos ecosistemas, su importancia y su valor eco-sistémico. Comencé primero estudiando yo, después compartiendo mis conocimientos con ellos y ellas. Recuerdo que proyectábamos documentales sobre estos temas, para luego sostener discusiones y aprender entre todos.

De esa forma entendimos que los humedales no conocen fronteras. Un ejemplo de ello fue un conflicto que tuvimos con la hermana República de Nicaragua en el Humedal Caribe Noreste. Nicaragua y Costa Rica han tenido conductas contaminantes con este humedal. Nicaragua lanza sedimentos al ecosistema y Costa Rica le vierte químicos de sus monocultivos. Es desalentador observar a los políticos discutir sobre límites y culpas, sin tener presente la voz de la naturaleza. Como jóvenes deberíamos observar esas conductas, para que cuando nos toque a nosotros y nosotras liderar, no cometamos los mismos errores.

Durante esta experiencia aprendí lo olvidados que están los humedales, no sólo en Costa Rica sino en todo el mundo: todos los ven como “pantanos”, y a los manglares como “estorbos que no permiten ver la orilla del mar”.

El Estado tiene sus leyes, y a nivel internacional también hay regulaciones. Pero el sector privado no tiene una voz en el asunto y los humedales se destruyen sobre todo para realizar proyectos turísticos. Era un tema de suma relevancia para la vida en este planeta, que debería haber sido primordial en la cumbre ambiental de Rio+20. Ahora quedamos los jóvenes, que deberíamos tener más conocimiento sobre estos ecosistemas vitales para poder protegerlos.

* Grettel estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Costa Rica, y actualmente cursa la Maestría en Estudios Socioambientales en FLACSO Ecuador. Es representante estudiantil ante la Sociedad Mesoamericana de Economía Ecológica (SMEE).

Para recibir nuestras novedades puedes suscribirte a este blog, encontrarnos en Facebook o seguirnos en Twitter @revistanuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s