Un deporte, un transporte, un paseo

Bogotá en bicicleta 
por María Paula Martínez

 

¿Los bogotanos somos apáticos ante los temas verdes? Bogotá tiene más de 8 millones de habitantes y,  aproximadamente, 350 kilómetros de ciclorutas o vías exclusivas para el uso de bicicletas. Todos los domingos desde las 7 de la mañana hasta las 2 de la tarde, más de 120 kilómetros de vías vehiculares son cedidas para el uso exclusivo de la bicicleta y la práctica de otros deportes.

Desde el año 2000 se celebra una vez al año el día sin carro, en el que está prohibido el tránsito vehicular por 12 horas. En su lugar se organizan diferentes caravanas y servicios de ciclo-paseos. Este año, por ejemplo, se llevó a cabo el 2 de febrero, día en el que –según cifras del periódico El Espectador–, dejaron de circular 1,5 millones de vehículos y se logró una reducción de más de 40% de monóxido de carbono.

A finales de 2011, además, se puso a prueba una estrategia piloto de bicicletas públicas en dos parques de la ciudad, que en un par de días logró convocar a más de diez mil personas, que hicieron largas filas esperando el turno de montar en una “bicibog”.

Bogotá es pionera en el tema de las vías exclusivas para circulación de bicicletas y en otras políticas públicas en esta materia. Ha construido varios estacionamientos públicos y gratuitos cerca de las estaciones del servicio de transporte masivo Transmilenio, y el tema de la movilidad, en todas sus modalidades, es uno de los más urgentes de la agenda de la ciudad.

Sin embargo, Bogotá es muy grande en extensión, muy fría y muy lluviosa. Los desplazamientos motorizados son muy necesarios y las cambiantes temperaturas, típicas del trópico, hacen menos atractiva la bicicleta como medio de transporte.

A pesar del auge del discurso “ecologista” y de la evidente contaminación de la ciudad, el uso de la bicicleta no ha logrado, todavía, tener un verdadero eco en la sociedad. Los colectivos de bicicletas agrupan en la ciudad a cerca de 200 personas, la mayoría de ellas jóvenes, que por medio de las redes sociales han logrado, como nunca antes, emprender campañas de concientización sobre el uso de la bicicleta, y han iniciado un proceso muy interesante que lentamente se está abriendo paso en la esfera pública.

La campaña de la Hora del Planeta 60+ evidenció la sintonía de los ciclistas colombianos con las campañas mundiales de concientización ambiental. Aunque su público fue muy reducido, se pasearon por toda la ciudad en una muestra de movilidad alternativa muy valiosa.

Es por este entusiasmo que un grupo de la Universidad de los Andes decidimos iniciar una investigación sobre el tema de las bicicletas en Bogotá, su auge, su negocio, su discurso y otros enfoques. El proyecto ya empezó a desarrollarse bajo el nombre de “La Ciclopedia” y desde las redes sociales como Facebook, Twitter y Pinterest hemos empezado a agregar y generar contenido sobre este tema que es al mismo tiempo un deporte, un medio de transporte y un estilo de vida.

María Paula es profesora en Centro de Estudios en Periodismo de la Universidad de los Andes (Colombia).

Para recibir nuestras novedades puedes suscribirte a este blog, encontrarnos en Facebook o seguirnos en Twitter @revistanuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s