Lecciones sobre el Frente Amplio

Por: Juan Calderón, Tegucigalpa (colectivo hondureño)

“En Honduras se ha estado gestando un cambio en la cultura política, en la juventud ya no hay una definición clara entre liberales y nacionalistas”. Eugenio Sosa, investigador social.

Esta frase se puede interpretar como que en Honduras el bipartidismo se debilita con el levantamiento de las nuevas generaciones. Se interpreta como que existe una esperanza de cambio para Honduras, una esperanza en el futuro cercano. Esperanza que se fortalece con la lucha diaria de un pueblo en resistencia y recientemente, un pueblo en revolución social proactiva, sostenida y sobre todo amplia.

La población se ha desapegado de las líneas duras tradicionales que se sostenían en paradigmas familiares históricos. Esto se ha debido más que todo a la misma incapacidad y avaricia de la clase gobernante de los últimos 30 años. El bipartidismo centenario de los partidos Liberal y Nacional da sus últimas manotadas.

Sigue leyendo

¿Arrebatamos el poder, o lo construimos?

Por Fernando Reyes, Tegucigalpa (colectivo hondureño)

Comenzaré esta reflexión definiendo qué es poder, poder político en este caso. Desde un punto de vista filosófico político, se concibe al poder como la capacidad que tiene un individuo o un grupo de modificar la conducta de otros individuos o grupos. La resistencia hondureña a través de su máxima representación, el Frente Nacional de Resistencia Popular, se encuentra en uno de sus momentos mas cruciales.

Desde la llegada del presidente derrocado en 2009, Manuel Zelaya, se han estado desarrollando una serie de asambleas para reunirse con el coordinador del Frente y de la resistencia y definir el futuro del FNRP: si se arrebata el poder al gobierno continuación del golpe, o si lo construimos de forma de estar listos para tomarlo.

Por su parte, Pepe Lobo, presidente electo en continuación con el golpe de Estado, propone una asamblea nacional constituyente que podría lograr un consenso social, sobre todo con el sector izquierda de Honduras, para realizar su tan anhelada “conciliación nacional”.

Sigue leyendo

Muy cerca pero un poco lejos…

Por: Horus Díaz, Tegucigalpa (Honduras)

Sol, playa, arena, mar… Situada en el mar Caribe se encuentra la isla de Roatán, con lugares tan paradisíacos como los que se muestran en catálogos de viaje. Apartada geográficamente de la tierra firme de Honduras pero también política y en cierto grado culturalmente. Es el primer destino de excursión para los turistas que visitan Honduras debido a sus bellas playas de arena blanca, locación de la barrera de coral más grande del mundo después de la australiana, su selva tropical, la práctica de deportes acuáticos extremos como el windsurf, buceo…Se puede ver uno de los videos turísticos de la isla.

Cuando se ha estado en el territorio de Honduras y luego se visita la isla, se empiezan a ver aspectos muy diferentes al se comparar ambos lados, que no se parecen mucho, o eso es lo que parece. La población, por ejemplo: muchos europeos y norteamericanos (canadienses y estadounidenses) que han emigrado, el idioma oficial es el inglés, tiene una pequeña ciudad minuciosamente estructurada, se cuida el medio ambiente, pero por encima de todo, el mejor índice de vida de Honduras. Acceso a la educación, buena salud y acceso a una buena alimentación.

Sigue leyendo

El regreso del Ave Fénix, o se vienen los años de los Lobos gordos

Por: Juan Calderón, desde Tegucigalpa (Honduras)

Pasaron 23 meses desde el espurio golpe militar para que el presidente derrocado Manuel Zelaya Rosales pudiera retornar de su exilio junto con decenas de otros exiliados políticos. La primera reacción de la comunidad internacional ha sido la re-admisión de Honduras a la OEA y el reconocimiento del gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

¿Se movieron las piezas en el orden correcto?

Veamos

El efecto que tiene el no pertenecer a la OEA, o mejor dicho, ser un país expulsado de la OEA es político y económico.

Político

En primer lugar, el aislamiento internacional es lesivo a los intereses políticos del gobierno ya que le impide realizar acuerdos multilaterales e incluso bilaterales con países miembros de la organización. Esto abarca también las relaciones con países de otros continentes que se basan siempre en el referente político regional, en el caso de América, la OEA.

Sigue leyendo

Protestar ya no es un derecho, los derechos tampoco…

Por: Horus Díaz,  Tegucigalpa (Honduras)

“Incurrir en el pecado del silencio cuando se debiera protestar, hace cómplices y cobardes a los hombres”
Chou En Lai

Protestar ya no es un derecho, bueno eso es por lo menos lo que pasa en Honduras, por el momento. Con el lema del presidente Porfirio Lobo “Calle tomada, calle desalojada” (por cierto, su gobierno es de unidad nacional), se llevan a cabo tantas violaciones a derechos humanos y para la libre protesta como dulces en una piñata. La tiranía sale hasta incluso de las alcantarillas; la policía, el represor por excelencia, está muy bien entrenado estratégicamente. Desearía que tan organizados y estructurados estuviesen nuestros impuestos para las obras públicas; bombas lacrimógenas, toletes (palos policiales), máscaras antigases, gas pimienta, camión impenetrable, son elementos básicos que utilizan para reprimir e incluso a veces llegar más allá de ello, que simplemente son amortiguados por golpes, moretes, asfixias debido a los gases,  por el pueblo chusma que sale a las calles y que según el gobierno, mediante medios, difunden: “Son vándalos que no quieren trabajar”.

Pero ¿quién no es chusma en un país en donde el 70% de la población vive por debajo de la línea de pobreza y en donde la corrupción atrae más pobres aún cada día que pasa? No hay proyectos que impulsen el desarrollo, o igualdad, el gobierno prefiere invertir en otras cosas importantes para ellos.

Sigue leyendo