Encuentros virtuales

MADRID, por Mikaela Guariniello

España es un país familiar para un latinoamericano, muy familiar, diría yo. Está plagado de comidas en familia que empiezan los domingos al mediodía y terminan por la noche, con enormes mesas ocupadas por abuelos, tíos, sobrinos y multitud de primos, primos segundos, primos terceros, tíos-abuelos y así podría seguir un largo rato.

No me resulta extraño que aquí se asombren cuando cuento que en Navidad hemos sido cuatro en casa, y que en el salón no se encontraban con nosotros todas y cada una de las personas que forman nuestro extenso y desperdigado árbol geneálogico.

Sigue leyendo

La fiesta de los jóvenes y la tecnología

Foto: Flickr de Campus Party Colombia

Por: Jimena Zuluaga, Bogotá

Esta semana se celebra en Bogotá el evento más grande de tecnología en el país: el Campus Party 2011. Esta “fiesta” nació en Málaga, España, en 1997, con la intención de reunir en un solo espacio a jóvenes interesados en temas de tecnología para compartir experiencias. En ese entonces asistieron 250 “campuseros”.

Diez años después, el Campus Party llegó a varias ciudades de Latinoamérica. Su primera version en Bogotá fue en 2008. Este año, en su cuarta versión, se acreditaron 4.500 “campuseros” -casi 500 más que el año anterior-, varios de los cuales llegaron de otras ciudades del país y también del exterior.

La agenda del evento está compuesta por conferencias, concursos y exhibiciones de tecnología. Y por supuesto, como se trata de tecnología, no hay que estar en Bogotá para participar de los eventos: varios videos de las conferencias y exhibiciones ya están disponibles a través del canal de YouTube y en la página de Caracol Noticias, donde además se hace transmisión en vivo de algunos de los eventos. Sigue leyendo

Déjenos entrar

Por: Isadora Borges Monroy, México D.F./California

Una de las definiciones de la Web 2.0 es la capacidad de hacer de los usuarios más que consumidores―transformarnos en productores de información y aplicaciones. Aunque esto tiene ramificaciones en el sistema capitalista, como lo es tener una cantidad considerable de personas trabajando gratis para el beneficio de grandes empresas como Google y Apple, desarrollando y mejorando sus aplicaciones, catalogando y clasificación productos en venta y afinando sus algoritmos, las empresas que más han aprovechado la entrada masiva han cambiado sus modelos económicos. Alvin Toffler ha acuñado la frase “prosumidor” para estudiar y entender el fenómeno y sus implicaciones económicas. Sigue leyendo

Operación Taringa: contra los excesos del copyright


Por Damián Profeta, Buenos Aires (Argentina)

Un grupo de usuarios de internet inició una campaña en contra del juicio que se le está llevando adelante a Taringa, uno de los sitios más populares de internet de habla hispana por supuesta violación de la Ley de Propiedad Intelectual.

La campaña se llama Operación Taringa y consiste en apoyar al sitio web en su objetivo de compartir el conocimiento y la cultura libre, asumiendo que el juicio tendrá graves consecuencias en el acceso a la información y le dejará la puerta abierta a la censura.

Los convocantes de Operación Taringa se agrupan bajo el nombre de Anonymous, un colectivo de personas sin una organización formal que suelen actuar de manera coordinada en protestas online y offline.

En este caso están realizando actividades de difusión del juicio y convocan a la ciudadanía en general a unirse a la operación en rechazo de la medida judicial contra los dueños de Taringa, a quienes ya se les trabó un embargó por 50.000 dólares.

Sigue leyendo

Hablemos de ciberactivismo

Ciberactivismo
Por Damián Profeta, Buenos Aires (Argentina)

Poco a poco la noción de ciberactivismo empieza a hacer carne en los actores sociales y la población en general, principalmente desde el discurso publicado de los medios de comunicación masiva. Las recientes revueltas en Egipto, Túnez y otros países árabes reforzaron la idea de que con teléfonos celulares, internet y las redes sociales como Facebook y Twitter pueden generarse cambios sociales y políticos.

También está difundida la idea del surgimiento de un tipo de militancia política local caracterizada por el uso de blogs y redes sociales como parte del accionar político. Se habla de los bloggers K, twitteros K, cibermilitantes o, más despectivamente, ciberñoquis. Son todas referencias a un conglomerado de militantes del oficialismo acuñadas y difundidas en diarios, radios y la televisión.

Sin embargo, es escasa la discusión más profunda acerca de esa participación que se desarrolla con herramientas digitales y qué implicancias tiene o puede tener para la acción política del futuro cercano. ¿Qué rupturas y qué continuidades supone el tan mentado ciberactivismo? Sigue leyendo

Un viaje, un gadget – parte 3, o libros electrónicos y paranoia

Por: Isadora Borges Monroy, México D.F./California

Un libro sin marcas es un libro que no fue leído. Por supuesto que marcar un libro de la librería es una falta de respeto, pero cualquier otro libro debería tener marcas del lector: señalamientos, comentarios, correcciones ortográficas de aquellos minuciosos lectores, dobleces en las páginas para recordar pasajes y notas que refuten argumentos. Estas huellas sentimentales o académicas me recuerdan de la premisa central de filósofos contemporáneos como Cory Doctorow: las ideas no deben ser tratadas como contenido y propiedad, porque no pueden ser contenidas (o encerradas).

Lo que yo leo no debe quedarse estéril en una página, no si es de interés, no si contribuye a mi comprensión intelectual. El mundo de las publicaciones se encuentra en un momento difícil: aunque ha habido grandes avances en alfabetización, pocos adultos leen por placer y la variedad de fuentes de donde podemos obtener noticias se ha expandido a expensas de la protección de la profesión periodística. En general, la presión viene de dos lugares: más cosas compiten por nuestra atención (¿estoy en internet chateando con amigos, veo televisión, leo, escucho música, o mejor podcasts de entretenimiento, o mejor de noticias?) y hay más contenido una vez que se superan barreras como acceso a internet o televisión de paga. Confrontados con esta escena los viejos jugadores se han tratado de proteger con diversos mecanismos, ya sea en la presentación de sus productos, o recursos jurídicos.

Sigue leyendo